El mantenimiento de una pileta es un proceso que, a simple vista, puede parecer complejo por la utilización de diversos productos químicos y herramientas de limpieza. 

Una rutina de sanitización será su mejor aliado para mantener sus instalaciones sin ninguna dificultad. Sin embargo, puede padecer de problemas comunes como un desbalance en el pH o agua verdosa, por mala desinfección o por la presencia de algas.

Estas pueden afectar la salud y causar enfermedades a las personas que acuden a las instalaciones, como dermatitis, hongos e infecciones de oído o respiratorias.

Todo esto puede ser evitado con la correcta asesoría y el diseño de una rutina de sanitización adaptada a sus necesidades. Esto le permitirá conservar sus piletas en óptimo estado por tiempo prolongado.

ERROR #1

Agua de piscina blanquecina

Tras un día de uso, su pileta no solo tendrá residuos sólidos, sino también suciedad disuelta en agua proveniente de cremas solares o aceites corporales que usan las personas al ingresar al agua. 

Cuando existe una gran acumulación de suciedad y su sistema de limpieza no está haciendo el efecto correcto, el agua pasará de ser transparente a tomar un color más blanquecino. 

¿Qué debe hacer?

Tome cartas en el asunto y realice un tratamiento de choque que le permita devolver la calidad al agua para garantizar una correcta sanitización y la seguridad de quienes ingresan a sus instalaciones.

Aplique cloro y monitoree los niveles de pH que se encuentran en el agua.

  • Para mayor efectividad en el cuidado de tu pileta, no aplique los productos de día. Esto puede afectar gravemente la correcta sanitización del agua ya que hará  que los productos se evaporen antes de ser completamente efectivos para su limpieza.

 

Pileta
pileta

Error #2

Ojos y piel irritada

¿Quién no se ha sumergido en una pileta y se ha quejado del picor que le produce en los ojos? Esta es una sensación desagradable para cualquier persona.

Evite malas experiencias y comentarios que puedan perjudicar su negocio, a causa del mantenimiento inadecuado de las piletas. Ahorre tiempo y favorezca su rentabilidad con una gestión adecuada para su mantenimiento.

¿De qué forma?

Existen dos razones determinantes: 

  • Un pH desequilibrado: el nivel adecuado debe estar entre 7,2 y 7,6.
  • Una alta concentración de cloro residual, superiores a los 2 ppm. 

Para ambos casos, es importante que usted cuente con la asesoría de un experto que verifique oportunamente las mediciones de ambas características y luego recomiende los productos adecuados para resolver la situación.

Error #3

Agua de color verde

Aunque el verde es un color que se asocia a la naturaleza y la paz, en el agua de una pileta es todo lo contrario, un total caos en pleno oasis. Un color verdoso en el agua puede significar un problema mayor, a partir de la presencia de algas dentro de la pileta. 

¿Cómo puede solucionar esta situación?

Para garantizar la correcta sanitización, la seguridad de las personas que acudan a su pileta y devolver al agua su color transparente, aplique un tratamiento de choque con dicloroisocianurato de sodio y filtre el agua hasta que el color verde quede eliminado por completo.

Además, deberá aplicar con urgencia un eliminador de fosfatos para evitar la proliferación de algas. La cantidad y periodicidad deberá ser indicada por un asesor técnico experto para su correcta limpieza, sin dañar ni afectar la salud de las personas, ni causar daños a sus instalaciones.

  • La eliminación de las algas puede ser un problema recurrente y tedioso. Por eso, es necesario dar al agua el tratamiento necesario en el momento que se noten los primeros signos. Un mayor tiempo de espera sumará dificultad.

Pileta

Error #4

Intenso olor a cloro

Aunque el olor a cloro puede ser un indicativo de una pileta sanitizada, es todo lo contrario. Cuando el olor supera lo normal y pasa a ser intenso y sin pasar desapercibido, significa que hay un problema.

Esto puede ser causado por un desajuste en el nivel del cloro del agua o por un exceso del mismo. Para solucionarlo, se deben medir  y ajustar los niveles de pH y de cloro presentes y utilizar un neutralizador específico, en caso de que el nivel sea muy alto.

  • Un nivel apto de cloro combinado o de cloraminas disueltas en el agua no debe superar los 0,3 ppm. 

 

Error #5

Agua amarilla o marrón 

El objetivo de la limpieza en una pileta es conseguir agua totalmente cristalina y transparente para mostrar su correcta  limpieza y garantizar la seguridad y el disfrute de quienes la usen.

Por eso, cuando el agua empieza a tomar tonalidades fuera de lo normal, significa que hay un problema y que debe de resolverse lo antes posible para evitar condiciones que puedan afectar la salud de los bañistas.

  • Cuando note que el agua está adoptando un color amarillento, esto quiere decir que presenta un exceso de hierro.
  • Si se pone oscura, entre marrón y negro, presenta un exceso de manganesio.
  • En el momento que esté azulado y pierda su claridad, el agua se ve afectada por un exceso de cobre.

Ante todo esto, hay una solución: Limpieza profunda, tanto para las paredes y el fondo, como para el agua.

  1. Un barrefondo para eliminar y desincrustar de las paredes toda la suciedad.
  2. Un tratamiento de choque.
  3. Un floculante.

Pasadas las 24 horas es necesario ajustar los niveles de pH y filtrar el agua durante todo el día. Así podrá conseguir un resultado efectivo y garantizar la tranquilidad y confianza de la sanitización de sus piletas.

Una rutina de limpieza le brindará la seguridad de un trabajo correcto para el disfrute, sin preocupaciones, de las personas que visiten sus instalaciones.

Si es usted el encargado del mantenimiento de una pileta, su prioridad debe ser el cuidado de los bañistas, así como garantizar la operatividad de las instalaciones sin ningún retraso, ni que resulte en una inversión más costosa de lo anticipado.
 

 ¿Cómo puede mantener su pileta correctamente limpia?

Una rutina de sanitización con productos especializados para cumplir con sus necesidades es imprescindible para cualquier prestador de servicios. Así podrá dejar de lado las preocupaciones y evitará las quejas de las personas que acuden a sus instalaciones a disfrutar de un día de descanso. 

Para esto deberá emplear buenas herramientas y químicos que le den a su pileta un alto grado de confianza y seguridad.  

Solo necesitará 3 productos claves que le ayudarán a mantener la calidad del agua en todo momento:

  1. Dicloroisocianurato de sodio: es una fuente de cloro estabilizado ampliamente usado para la limpieza del agua, tanto de la sólida como la disuelta en agua. Es uno de los más seguros para las personas por su poca contaminación, baja toxicidad, sin dejar nada de olor y sabor en el agua.

     

  2. Sulfato de cobre: Cuando se trata de detener efectivamente el desarrollo de algas dentro de una pileta, su mejor opción será el sulfato de cobre. Este producto lo ayudará a mantener la calidad del agua y eliminar por completo la aparición de algas que puedan dañar sus instalaciones.

     

  3. Policloruro de aluminio: Si hay algo que a simple vista demuestra la calidad y sanitización de una pileta, es el agua cristalina y transparente.Por eso, uno de los productos más usados para garantizar una piscina totalmente limpia es el policloruro de aluminio, diseñado especialmente para aliviar las preocupaciones de los encargados de mantenimiento y dejar atrás los problemas de turbidez en el agua
 

La cantidad de productos que requiere su piscina dependerá de sus necesidades y del volumen de agua que tiene.

 

Para calcularlo, puede acudir a cálculos tradicionales, consultar a su proveedor especializado o usar aplicaciones que le ayuden, sin gastar tiempo ni invertir muchos esfuerzos, como: Calculadora para piscinas (disponible en Google Play y App Store)

¿Quiere crear una rutina personalizada?

Más que una rutina con productos básicos, debe crear una sistema de limpieza de acuerdo a sus necesidades, que le permita garantizar una sanitización acorde a los estándares de calidad, con el fin de garantizar la seguridad y tranquilidad de todos las personas y encargados de las instalaciones.

Para ello, no dude en agendar una asesoría especializada con un experto técnico de Proquitec, haciendo click aquí. Durante la sesión podrá, conocer mejor cada uno de los productos de los cuales, gracias a nuestro amplio conocimiento del sector, disponemos para la protección de sus instalaciones y saber cómo puede usarlos a su favor. 

Aunque los problemas de las piletas pueden ocurrir cualquier día y a cualquier encargado de mantenimiento, usted puede prevenirlos con una correcta limpieza y atención de todos los aspectos de su piscina con productos especializados que podrá encontrar aquí.